Desierto florido

Desierto florido

A dos meses de ocurridas las fuertes lluvias que devastaron gran parte de la Región de Atacama , un fenómeno sin precedentes apareció  en el desierto

Desierto de Atacama es elegido uno de los lugares más románticos del planeta
Lagunas Miscanti y Miñiques: Oasis de aguas turquesas en San Pedro de Atacama
Monjes de la Pacana: Un misterio del viento en San Pedro de Atacama

A dos meses de ocurridas las fuertes lluvias que devastaron gran parte de la Región de Atacama , un fenómeno sin precedentes apareció  en el desierto más árido del mundo y en pleno otoño. Se trata de una floración de grandes proporciones, observada en distintos lugares de Vallenar y Copiapó.

A diferencia de otros años, en que la floración y el llamado “desierto florido” en su máximo esplendor se dan entre septiembre y noviembre, actualmente es posible divisar grandes paños de flores de distintos colores a los costados de la Ruta 5, a la altura de Llanos de Castilla o sector Pajarito.

Un fenómeno que ya ha sido calificado como “un nuevo desierto florido” por algunos de los touroperadores y atacameños que han sido testigos del suceso, mucho más abundante que el de 2014 y similar al ocurrido en 2011, último registro de este tipo.

“Es difícil predecir que se repita en septiembre, ya que hay especies que florecen sólo una vez. Va a depender de las eventuales lluvias que caigan de aquí en adelante y del frío del invierno”, explicó Carlos Pizarro, touroperador de Chillitrip.

Al recorrer el sector es posible divisar, incluso, la fauna asociada a la vegetación, como mariposas, lagartijas y coleópteros.

“Como copiapino, nunca antes había visto un ‘desierto florido’ de esta magnitud. Donde normalmente hay arena y un par de rocas, impresiona que con las lluvias de marzo se pueda transformar drásticamente en una pradera, en estos paños de verdes arbustos y flores silvestres”, explica Jean Pierre Cabañas, publicista.

Sin embargo, el experto en flora y fauna del Desierto de Atacama y museólogo Raúl Céspedes Valenzuela, insiste en que pese a lo sorprendente del fenómeno, estamos frente a un hecho inédito, histórico y jamás visto en estas fechas, pero que dista de ser un ‘desierto florido’, como se le ha denominado hasta hoy.

“La primera condición es que el ‘desierto florido’ se da en primavera. Lleva consigo la floración de más de 200 especies no sólo de flora, sino que también involucra fauna. Es un ecosistema nuevo que se crea y que dura entre dos y tres meses”, explica Céspedes.

El experto agrega que “estamos en presencia de algo que nunca se ha manifestado, nunca se ha estudiado, de lo cual no hay registros. Esto sobrepasó cualquier expectativa, lo que indudablemente nos hace pensar de que se trata de un nuevo fenómeno, fundamentalmente relacionado con el cambio climático brutal que tenemos”.

Un fenómeno que por las bajas temperaturas registradas en Atacama se espera se prolongue por algunos días más.

“Este es un fenómeno único, de gran belleza, que invitamos a conocer de forma responsable, sin dañarlo y ojalá contratando a los guías turísticos registrados en Sernatur, que conocen mejor que nadie los lugares donde apreciarlo de mejor manera”, indicó el director regional de Sernatur, Daniel Díaz Pérez.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0
Close