Te presentamos 10 lugares de Chile para visitar este verano (Fotos)

10 enero, 201810050

Chile se caracteriza por ser un país de contrastes, donde desde el norte brilla el sol con sus áridos desiertos y montañas, mientras al sur los bosques valdivianos y la lluvia asombran con paisajes de verdes sobrenaturales; luego al oeste se puede refrescar con el Oceano Pacífico a lo largo de toda la estrechez del país, y finalmente al lado oriental, la voluptuosa Cordillera de Los Andes permite no sólo esquiar sino actividades de senderismo y andinismo. ¿Qué hacer en el verano en Chile? Aquí una lista de 10 sugerencias para vacaciones en Chile 2018, lugares para todos los gustos.

1. La ciudad costera de Iquique. Iquique brilla por ser una de las verdaderas perlas del norte. Para gustos exquisitos quedarse en el terrado puede ser una experiencia única, pero también hay una variedad de hoteles y hostales a mejor precio. El paseo Baquedano, la playa de Cavancha que no tiene mucho que envidiar a las playas centroamericanas, el museo de la Esmeralda, recordar la historia en Humberstone, y pasear por los oasis de Pica y Mantilla son actividades de lujo en la ciudad.

2. San Pedro de Atacama Mágico. En invierno a veces los caminos no son de los mejores, y claramene viajar en el verano da un toque luminoso al amarillo desértico con cielos azules. San Pedro cuenta con un desfile de atracciones, y una variedad de hostales y albergues como Piedritas del Río, los Duendes, entre otros, con precios oscilantes desde $7.500 por cama hasta más de 6 dígitos. En San Pedro no olvidar nunca jamás subir a los geyser del Tatio en la madrugada, alucinar con el Valle de la Muerte y el Valle de la Luna, visitar los Pucará, y todos los pueblos de alrededor con sus iglesias blancas.

3. Costa norteña: De Pan de Azúcar a La Virgen. Una de las costas menos exploradas del país y que sin duda brillan por su realismo mágico. Las playas casi vírgenes de Pan de Azúcar al sur de Antofagasta, Bahía Inglesa, La Vírgen e incluso Hornitos más en el norte, dan un espacio de arena y sol novedoso y que raya en el nomadismo. Desde septiembre a marzo, en estos verdaderos paraísos, se aconseja llevar sombrilla y mucho bloqueador y agua. No hay mucho desarrollo turístico y esa es la idea.

4. El Encanto de La Serena. El faro y las playas de La Serena, la Recova, el viaje hacia el Valle del Elqui y los pueblos pisqueros que rodean el valle, los observatorios astronómicos y el puerto inglés de Coquimbo, son sin duda un verdadero descanso de ambiente costero que aún siendo masificado, impone una belleza distinta. Son zonas de alta población, por tanto lo más fácil es ir mochileando por las zonas, lo que lo convierten en una de las alternativas de vacaciones en Chile 2017 que más llama la atención durante el verano.

5. Los Cerros de Valparaíso. Caracoles, Placeres, Esperanza y Alegre son los cerros pintorescos que adornan Valparaíso, junto a sus ascensores y los muros pintados de un arte callejero que ha llamado la atención internacionalmente. A pocos kilómetros de la ciudad costera reconocida como la ciudad-jardín, Viña del Mar, las playas, los castillos, los cerros y las plazas, la comida de puerto y las inevitables “picadas porteñas” son parte del menú. Y lo mejor, está prácticamente a 90 minutos de Santiago.

6. Cajón del Maipo. Como en verano eskiar en la cordillera es imposible, a cambio de paseos por Farellones, en el Cajón del Maipo se podrán disfrutar de cabalgatas, zonas de camping, vistas al Cajón, andinismo por las innumerables montañas, ver El Morado, El Plomo, la pintoresca San José de Maipo, el Embalse el Yeso y sus termas. Una zona alejada de Santiago que permite mirar al cielo sin smog y recordar las estrellas que nos acompañan todos los días. Una escapada por el día o por un fin de semana.

7. La Cordillera de la Araucanía.  Y moviéndonos ya al sur, nos encontramos con Temuco. Pero en vez de girar a la costa, nos dirigimos a la cordillera araucana. Malalcahuello, Corralco, Lonquimay y Curacautín nos dan la bienvenida al Parque Nacional Conguillío y al comienzo de parques del zur, desde China Muerta, los lagos Icalma y Galletué, hasta ir bajando por la gastronómica y lacuestre zona de Pucón y Villarrica. Los trekkings, la naturaleza, deportes acuáticos en los lagos, y las innumerables vistas a los volcanes son un imperdible del verano chileno.

8. Chiloé. Puede ser visitado en cualquier época del año, sin embargo las lluvias son abundantes y para poder visitar y aprovechar su encanto, desde septiembre a marzo es la mejor época para viajar, y bañarse en sus frías aguas en las playas cercanas a Ahui o en Cucao, conocer las islas Chauques y Butachauques, llegar al hito cero en Quellón, ver mingas, comer curanto con chapalele, dormir en palafitos en Castro, y disfrutar de la cultura chilota. Es posible que por mal tiempo algunas lanchas o ferrys no puedan trasladarse, es por eso que recomendamos el verano, para además hacer trekkings por los Parques como el Tantauco o el Chiloé.

9. La Carretera Austral. Prácticamente un mal rato si se decide viajar en invierno. Si bien la belleza es imponente, el traslado y la posibilidad de recorrer la zona es bastante más limitada si no aprovechamos el verano. Por ejemplo, en invierno puede ser frecuente ver pasos cerrados, como el de Cochrane a la Venecia chilena de Tortel, las catedrales de mármol pueden perder visibilidad en el Lago General Carrera, y el parque jurásico Queultat más allá de sus cuestas, puede volverse una pesadilla. La carretera austral sea en auto, mochileando o en bicicleta tiene su punto culmine en el verano, donde las ferias costumbristas abundan, los paseos sobran y las vistas encandilan, si planeas viajar vacaciones Chile 2017 en verano, sin duda que es una de las mejores opciones.

10. Torres del Paine. Ya en las zonas más australes de Chile, las Torres del Paine junto a Puerto Natales y Punta Arenas tienen la virtud de ser zonas más secas y de muy buen clima en verano, son lugares perfectos para vacaciones en Chile 2017, a diferencia de un invierno frío y rudo con altas probabilidades de nevazones y mañanas congeladas. Más allá de las plazas, de las cervecerías, pinguineras y museos frente a las ciudades más australes del mundo, el paseo por excelencia está en las Torres del Paine, uno de los trekkings más reconocidos por su dureza y belleza en el mundo. Las fotos sacadas en invierno son alucinantes, pero hay que pedir permisos especiales para ir, ya que incluso en el mismo parque cuando hay viento blanco o malas condiciones climáticas cierran los circuitos. Hay principalmente tres rutas: por el día (a la base de las torres: una jornada mínima de 6 horas bien agotadora), W (más o menos 4 días donde se ven los hitos principales del parque) y la O (una visita completa que rodea a las torres, dura entre una semana y 10 días y es realmente impresionante).

Al planificar tus vacaciones Chile 2018, se debe tener en cuenta que el territorio chileno cuenta con lugares para todos los gustos: playas, trekkings, cordillera, paseos culturales, naturaleza pura, y mucho más… ¿qué esperas?


Acerca de nosotros

Que Hacér en Chile forma parte de Portales Regionales, una red publicitaria de medios de comunicación digital, abarcando Minería, Turismo en Chile, AgriculturaEmpresas Portuarias y además, diarios electrónicos en las regiones de Valparaiso, O’Higgins y Maule.

Si te interesan post promocionados, link seo, banners o publireportajes, escríbenos.


ventas@portalesregionales.cl