diegoarrieta10 enero, 2018
leer-en-verano.jpg
11min1500

Chile se caracteriza por ser un país de contrastes, donde desde el norte brilla el sol con sus áridos desiertos y montañas, mientras al sur los bosques valdivianos y la lluvia asombran con paisajes de verdes sobrenaturales; luego al oeste se puede refrescar con el Oceano Pacífico a lo largo de toda la estrechez del país, y finalmente al lado oriental, la voluptuosa Cordillera de Los Andes permite no sólo esquiar sino actividades de senderismo y andinismo. ¿Qué hacer en el verano en Chile? Aquí una lista de 10 sugerencias para vacaciones en Chile 2018, lugares para todos los gustos.

1. La ciudad costera de Iquique. Iquique brilla por ser una de las verdaderas perlas del norte. Para gustos exquisitos quedarse en el terrado puede ser una experiencia única, pero también hay una variedad de hoteles y hostales a mejor precio. El paseo Baquedano, la playa de Cavancha que no tiene mucho que envidiar a las playas centroamericanas, el museo de la Esmeralda, recordar la historia en Humberstone, y pasear por los oasis de Pica y Mantilla son actividades de lujo en la ciudad.

2. San Pedro de Atacama Mágico. En invierno a veces los caminos no son de los mejores, y claramene viajar en el verano da un toque luminoso al amarillo desértico con cielos azules. San Pedro cuenta con un desfile de atracciones, y una variedad de hostales y albergues como Piedritas del Río, los Duendes, entre otros, con precios oscilantes desde $7.500 por cama hasta más de 6 dígitos. En San Pedro no olvidar nunca jamás subir a los geyser del Tatio en la madrugada, alucinar con el Valle de la Muerte y el Valle de la Luna, visitar los Pucará, y todos los pueblos de alrededor con sus iglesias blancas.

3. Costa norteña: De Pan de Azúcar a La Virgen. Una de las costas menos exploradas del país y que sin duda brillan por su realismo mágico. Las playas casi vírgenes de Pan de Azúcar al sur de Antofagasta, Bahía Inglesa, La Vírgen e incluso Hornitos más en el norte, dan un espacio de arena y sol novedoso y que raya en el nomadismo. Desde septiembre a marzo, en estos verdaderos paraísos, se aconseja llevar sombrilla y mucho bloqueador y agua. No hay mucho desarrollo turístico y esa es la idea.

4. El Encanto de La Serena. El faro y las playas de La Serena, la Recova, el viaje hacia el Valle del Elqui y los pueblos pisqueros que rodean el valle, los observatorios astronómicos y el puerto inglés de Coquimbo, son sin duda un verdadero descanso de ambiente costero que aún siendo masificado, impone una belleza distinta. Son zonas de alta población, por tanto lo más fácil es ir mochileando por las zonas, lo que lo convierten en una de las alternativas de vacaciones en Chile 2017 que más llama la atención durante el verano.

5. Los Cerros de Valparaíso. Caracoles, Placeres, Esperanza y Alegre son los cerros pintorescos que adornan Valparaíso, junto a sus ascensores y los muros pintados de un arte callejero que ha llamado la atención internacionalmente. A pocos kilómetros de la ciudad costera reconocida como la ciudad-jardín, Viña del Mar, las playas, los castillos, los cerros y las plazas, la comida de puerto y las inevitables “picadas porteñas” son parte del menú. Y lo mejor, está prácticamente a 90 minutos de Santiago.

6. Cajón del Maipo. Como en verano eskiar en la cordillera es imposible, a cambio de paseos por Farellones, en el Cajón del Maipo se podrán disfrutar de cabalgatas, zonas de camping, vistas al Cajón, andinismo por las innumerables montañas, ver El Morado, El Plomo, la pintoresca San José de Maipo, el Embalse el Yeso y sus termas. Una zona alejada de Santiago que permite mirar al cielo sin smog y recordar las estrellas que nos acompañan todos los días. Una escapada por el día o por un fin de semana.

7. La Cordillera de la Araucanía.  Y moviéndonos ya al sur, nos encontramos con Temuco. Pero en vez de girar a la costa, nos dirigimos a la cordillera araucana. Malalcahuello, Corralco, Lonquimay y Curacautín nos dan la bienvenida al Parque Nacional Conguillío y al comienzo de parques del zur, desde China Muerta, los lagos Icalma y Galletué, hasta ir bajando por la gastronómica y lacuestre zona de Pucón y Villarrica. Los trekkings, la naturaleza, deportes acuáticos en los lagos, y las innumerables vistas a los volcanes son un imperdible del verano chileno.

8. Chiloé. Puede ser visitado en cualquier época del año, sin embargo las lluvias son abundantes y para poder visitar y aprovechar su encanto, desde septiembre a marzo es la mejor época para viajar, y bañarse en sus frías aguas en las playas cercanas a Ahui o en Cucao, conocer las islas Chauques y Butachauques, llegar al hito cero en Quellón, ver mingas, comer curanto con chapalele, dormir en palafitos en Castro, y disfrutar de la cultura chilota. Es posible que por mal tiempo algunas lanchas o ferrys no puedan trasladarse, es por eso que recomendamos el verano, para además hacer trekkings por los Parques como el Tantauco o el Chiloé.

9. La Carretera Austral. Prácticamente un mal rato si se decide viajar en invierno. Si bien la belleza es imponente, el traslado y la posibilidad de recorrer la zona es bastante más limitada si no aprovechamos el verano. Por ejemplo, en invierno puede ser frecuente ver pasos cerrados, como el de Cochrane a la Venecia chilena de Tortel, las catedrales de mármol pueden perder visibilidad en el Lago General Carrera, y el parque jurásico Queultat más allá de sus cuestas, puede volverse una pesadilla. La carretera austral sea en auto, mochileando o en bicicleta tiene su punto culmine en el verano, donde las ferias costumbristas abundan, los paseos sobran y las vistas encandilan, si planeas viajar vacaciones Chile 2017 en verano, sin duda que es una de las mejores opciones.

10. Torres del Paine. Ya en las zonas más australes de Chile, las Torres del Paine junto a Puerto Natales y Punta Arenas tienen la virtud de ser zonas más secas y de muy buen clima en verano, son lugares perfectos para vacaciones en Chile 2017, a diferencia de un invierno frío y rudo con altas probabilidades de nevazones y mañanas congeladas. Más allá de las plazas, de las cervecerías, pinguineras y museos frente a las ciudades más australes del mundo, el paseo por excelencia está en las Torres del Paine, uno de los trekkings más reconocidos por su dureza y belleza en el mundo. Las fotos sacadas en invierno son alucinantes, pero hay que pedir permisos especiales para ir, ya que incluso en el mismo parque cuando hay viento blanco o malas condiciones climáticas cierran los circuitos. Hay principalmente tres rutas: por el día (a la base de las torres: una jornada mínima de 6 horas bien agotadora), W (más o menos 4 días donde se ven los hitos principales del parque) y la O (una visita completa que rodea a las torres, dura entre una semana y 10 días y es realmente impresionante).

Al planificar tus vacaciones Chile 2018, se debe tener en cuenta que el territorio chileno cuenta con lugares para todos los gustos: playas, trekkings, cordillera, paseos culturales, naturaleza pura, y mucho más… ¿qué esperas?

diegoarrieta4 enero, 2018
vacaciones-1280x831.jpg
3min270

Ya pasado el frenético fin de año, muchas personas aprovechan este período para tomar vacaciones y partir con todo el 2018. Pero para descansar apropiadamente y poder desconectarse, antes hay que cumplir con una serie de pasos para dejar todo en orden en el trabajo:

Organización:

Lo principal es planificar las vacaciones con tiempo. Esto permitirá que, a medida que se acerca la fecha de salida, se puedan coordinar acciones con los compañeros de equipo y los jefes, de tal modo a no dejar pendientes. Calendarizar las actividades, reuniones y entregas permitirá que ni los objetivos del trabajo personal, ni los de la empresa, se vean afectados.

Cambio de rutina:

Al principio será difícil, pero es necesario desligarse de los patrones de horario y de actividades propias de la semana laboral. Levantarse y acostarse más tarde, alimentarse con más variedad y pausadamente y ocupar otro tipo de vestimenta, ayudará a la desconexión total.

Adiós a la tecnología:

Es primordial dejar en silencio los grupos de chat asociados a clientes y compañeros de trabajo, desconectar las notificaciones de correo y calendarios y no contestar llamadas de números desconocidos. Si se elige un destino con nula o baja cobertura telefónica, aún mejor.

Retorno:

Si las vacaciones fueron prolongadas, es muy útil volver a casa algunos días antes de retomar las actividades laborales. Esto permitirá resolver temas pendientes en el hogar, readecuar el sueño a los horarios “normales” y revisar el correo para hacerse una idea básica de lo que se va a encontrar al retornar al puesto de trabajo.

Actividades:

Para mantener la sensación de vacaciones prolongadas y evitar que el trabajo vuelva a absorber todo nuestro tiempo, es recomendable reorganizar los horarios y seguir desarrollando las actividades que pudimos haber realizado durante el descanso. Deporte, lectura, cocina, jardinería, entre otras, son opciones que bien pueden reemplazar a la costumbre de llegar a la casa y simplemente ponerse a ver televisión.

Néstor Milano, director ejecutivo de Laborum, considera que “más allá del período de vacaciones, las condiciones laborales deben permitir que el colaborador logre desconectarse y desarrolle su vida personal sin molestias asociadas a las tareas propias del horario de trabajo”.

Milano agregó además que “las compañías deben respetar y privilegiar el descanso de sus trabajadores, ya que esto aumentará la productividad a largo plazo. También es importante que se reúnan las condiciones adecuadas de planificación para que las tareas no se vean afectadas”, finalizó.

diegoarrieta29 diciembre, 2017
ano-nuevo-valparaiso.jpg
3min170

Platos deliciosos, clima de verano, bebidas refrescantes, fuegos artificiales, cenas familiares, fiestas con amigos… ¡Con razón el fin de año es una de las épocas más entretenidas para los chilenos!

Cualquier lugar del país es bueno para celebrar este fin de ciclo que comparten millones de personas alrededor del mundo, pero hay ciertos destinos que presentan un encanto especial. Así que toma nota y reserva ahora antes de que te quedes sin puesto…

1. Valparaíso – Viña del Mar
Aunque son dos ciudades distintas, parece que fueran la misma separada por una frontera invisible que la curva pronunciada de una montaña marca entre la modernidad y un puerto antiguo.

 

2. Termas de Chillán
El otro lado de la moneda es esta opción para quienes ya han pasado todo el año inmersos en la ciudad, sus luces y ruidos, así que buscan naturaleza, calma y un merecido descanso.

 

3. La Serena
Esta ciudad costera es uno de los principales destinos de verano en Chile, así que también es uno de los lugares más animados durante las fiestas de fin de año.

 

4. Osorno
Este es el plan ideal para los exploradores de corazón, esos que aprovechan los días libres para cumplir retos con los que llevan soñando un tiempo, ¡cómo llegar hasta la cumbre de un volcán!

 

5. Isla de Pascua
¿Has tenido un buen año? ¿Qué tal cerrarlo con un viaje a la polinesia donde todo es diferente, exótico y muy auténtico? Y si tu año no ha sido tan bueno, con más razón recibirlo en medio de tanta belleza.

Fuente: Viajala

 

diegoarrieta14 diciembre, 2017
IMG_0915-1280x853.jpg
5min50

Según estimaciones de LATAM Airlines Chile, entre el 15 de diciembre y el 28 de febrero un flujo aproximado de 48.000 pasajeros diarios que viajan con LATAM – desde y hacia Santiago- circularán en el Aeropuerto de Santiago, lo que significa un aumento del 20% respecto de la temporada baja.

En total, LATAM Airlines Chile transportará 1.691.000 pasajeros en vuelos dentro de Chile y 638.000 pasajeros en vuelos internacionales durante la temporada de verano.

Respecto a los días de mayor flujo de pasajeros, más de 50.000 pasajeros diarios llegarán y saldrán del Aeropuerto de Santiago. Por ejemplo, el 28 de enero habrá 25.000 pasajeros saliendo desde Santiago, mientras que los días 4 y 11 de febrero 26.000 pasajeros viajarán desde la capital hacia destinos nacionales e internacionales.

“Mañana comienza la temporada alta, registrando cifras récord en el tráfico aéreo y esto, sumado a las modificaciones que se están realizando en el Aeropuerto de Santiago- el cual se encuentra sobrepasado en su capacidad- podrían generar un impacto en la experiencia de viaje de los pasajeros. Por este motivo, y para evitar inconvenientes, es muy importante llegar al aeropuerto con suficiente tiempo. Para vuelos dentro de Chile recomendamos llegar al menos dos horas antes y los que vuelan al extranjero lo hagan con 3 horas de anticipación”, explicó Gonzalo Trucco, Gerente de Aeropuertos de LATAM en Chile.

Dentro de las medidas adoptadas por la compañía durante la temporada alta está el aumento de casi el 20% en personal de atención y las brigadas de informaciones para ayudar a los pasajeros.

Debido a la alta demanda que se espera para estas fechas, LATAM Airlines Chile lanzó una campaña informativa con las siguientes recomendaciones para los pasajeros:

• Haz tu check-in a través de latam.com o bien desde la aplicación LATAM mobile. En vuelos desde o dentro de Brasil puedes hacerlo 72 horas antes del vuelo, en el resto de países con 48 horas de anticipación.

● Llega al aeropuerto con anticipación. Se recomienda llegar 2 horas antes para vuelos nacionales y con 3 horas de anticipación para los vuelos internacionales.

● Debido a situaciones externas a la responsabilidad de LATAM Airlines y a la ejecución de trabajos de ampliación del nuevo Aeropuerto de Santiago, te recomendamos considerar 30 minutos adicionales de traslado entre la zona de estacionamientos y la zona de counter.

● Conoce la política de equipaje antes de organizar el viaje. Se puede pagar el equipaje de bodega hasta 3 horas antes del vuelo en latam.com, de forma más simple y económica. Si eres socio LATAMPass conoce los beneficios de tu equipaje.

● Infórmate sobre el estado de tu vuelo. En la sección Mis Viajes de latam.com podrás consultar el estado de tu vuelo, conocer si existen cambios en el itinerario, comprar y modificar tus asientos, entre otras opciones.

Destinos más demandados

Durante estas vacaciones de verano, los destinos más demandados para volar dentro de Chile son Arica, Iquique y Puerto Montt. Para los que viajan fuera del país, los lugares favoritos para disfrutar de las vacaciones son Cancún, Punta Cana, La Habana, Punta del Este, Bariloche o Rio de Janeiro. LATAM Travel cuenta con una variada oferta de paquetes a precios muy convenientes para estos destinos. Por ejemplo, Iquique 4 noches (incluye hotel, avión, traslado y desayuno) desde $305.500 precio final, San Pedro de Atacama 3 noches (incluye hotel, avión, traslado y desayuno) desde $269.000 precio final. En cuanto a los destinos internacionales, 7 noches en Cancún (avión, traslados y hotel con todo incluido) desde USD 1265 precio final o Varadero 7 noches (avión, traslados, hotel con todo incluido) desde USD 1269 precio final.

admin26 octubre, 2017
fachada-principal-museo-nacional-bellas-artes-santiago.jpg
9min40

El panorama cultural de Chile se ha caracterizado por promover un rescate al patrimonio de su territorio. En 1999, la República de Chile, ubicada en el extremo sudoeste de América del Sur, instauró el Día del Patrimonio Cultural, Histórico y Arquitectónico Nacional. Éste se celebraba, originalmente, el 17 de abril, pero a partir de 2001, se conmemora el último domingo de mayo.

La arquitectura chilena suda cultura, esconde en cada rincón un poco de su pasado para gritarle al presente que las raíces se forjan con el saber. Por eso, y porque los museos más importantes de la República de Chile ahora son edificios nacionales, presentamos el Top 10: Museos en Chile, recordando que el orden de esta lista nada tiene que ver con la importancia y acervo cultural que representan para este país.

Museo Nacional de Bellas Artes

Fue fundado el 18 de septiembre de 1880 y es el museo de arte más antiguo de Latinoamérica. Exhibe un conjunto de colecciones entre las que se cuentan pinturas, esculturas y gráfica, las que reúnen aproximadamente 5 mil 600 obras originales de los más importantes autores de Chile y el mundo.

Museo Interactivo Mirador (MIM)

El MIM es el más grande y moderno complejo de entretenimiento cultural en Chile, tanto por la calidad de sus contenidos, como por su propuesta educativa que se basa en la participación interactiva del visitante con cada una de las 330 exhibiciones de las ciencias, las artes y la naturaleza.

Museo de la Moda

Fue inaugurado el 17 de mayo de 2007, pero abrió oficialmente sus puertas el 29 de mayo. Vistiendo el tiempo fue la primera exposición abierta al público y tuvo una duración de seis meses.

La construcción que hoy es un museo, nació en 1962 como la casa de la familia Yarur Bascuñan; está rodeada de 13 mil metros cuadrados de jardines, y su interior se mantiene igual que cuando sus dueños la habitaban: con alfombras persas y piezas textiles de las décadas de los 60, 70 y 80.

Este espacio tiene vestuarios y accesorios que muestran el paso de la moda desde el siglo XV hasta la actualidad; la encargada de la preservación de cada pieza es Lydia Kamitsis, quien hasta 2003 fue asesora científica del Museo de la Moda y Textiles de París.

El Museo de la Moda posee un centro de documentación que atesora más de 10 mil revistas de moda desde 1890, mil 500 bocetos originales desde 1798 hasta nuestros días, además de 3 mil libros de consulta y textos específicos sobre discos y fotografía.

Museo Histórico Nacional

La misión de este recinto es “facilitar a los visitantes, no sólo chilenos, el acceso al conocimiento y recreación de la historia del país a través del acopio, conservación, investigación y difusión del patrimonio tangible e intangible que constituye la memoria histórica de Chile”.

El museo se encuentra instalado, desde 1982, en el Palacio de la Real Audiencia, también conocido como el Palacio de la Independencia, en la vereda norte de la Plaza de Armas de Santiago de Chile que data de 1808.

 

Museo de Arte Contemporáneo

El Museo de Arte Contemporáneo (MAC) fue fundado en 1947 con inscripción en la Universidad de Chile, origen que determina su orientación pública así como su vocación por explorar nuevas opciones productivas de las artes contemporáneas. Su labor articula la difusión, conservación e investigación de su colección patrimonial, compuesta por más de 2 mil 600 obras de finales del siglo XIX hasta la actualidad, con el desarrollo de diversas líneas curatoriales, la realización de exposiciones nacionales e internacionales e instancias de reflexión y debate. Como museo universitario, el MAC guarda un sentido de interrogación y genera puentes entre el público, los acontecimientos de la realidad y las nuevas manifestaciones artísticas.

 

Museo de Arte Popular Americano

Este museo fue creado en 1943 con motivo del primer Centenario de la Universidad de Chile, para ello varios gobiernos americanos enviaron muestras de artesanía popular características de sus países.

El Museo de Arte Popular Americano cuenta con colecciones de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Venezuela y Chile. Las colecciones incluyen muestras de alfarería, cestería, tejidos, instrumentos musicales, implementos de equitación, imaginaria religiosa, pintura instintiva, trabajos en cuero, tallado en madera y hueso, entre otros.

Museo Nacional de Historia Natural

Es uno de los museos más antiguos de América. Fue fundado el 14 de septiembre de 1830 con la misión de generar conocimiento y promover la valoración del patrimonio natural y cultural del país para fomentar y fortalecer su comprensión en la sociedad. El museo cuenta con 16 exposiciones permanentes: Chile Biogeográfico, Sala de Ecosistemas terrestres, Salón central, Sala de minerales, Salas de insectos, Sala Rapa Nui, Vertebrados Mesozoicos, Sala de maderas y Arqueología chilena son algunas de las muestras que se pueden apreciar durante la visita al museo. Además, el recinto cuenta con áreas curatoriales en Botánica, Antropología y Paleontología.

Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio

Este es uno de los museos chilenos de rango nacional, como también lo son el Histórico Nacional, el de Historia Natural y el de Bellas Artes.

El Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio es una institución encargada de difundir el patrimonio aeronáutico en Chile.

Fue creado el 13 de julio de 1944 como Museo de Aviación, durante el gobierno de Juan Antonio Ríos, por Decreto Supremo núm. 486, el cual estipulaba, entre otras cosas, que se ubicaría en Santiago, dependería de la Dirección General de Aeronáutica Civil y que se desarrollaría gracias a donaciones.

Museo Artequín

Este es un museo interactivo con una propuesta museológica innovadora para que los niños, jóvenes y adultos se aproximen al mundo del arte a través de reproducciones pictóricas y escultóricas del arte occidental, programa computacional interactivo, módulos y juegos interactivos, medios audiovisuales, visitas guiadas con actividad y talleres.

La Chascona

Es una de las tres viviendas que fueron propiedad del poeta chileno Pablo Neruda. Se encuentra ubicada en el Barrio Bellavista de la comuna de Providencia en Santiago de Chile. Actualmente, es un museo que alberga las colecciones del autor y es la sede de la Fundación Pablo Neruda. Fue declarada Monumento Nacional en 1990.

Fuente: Cultura Colectiva

admin5 octubre, 2017
ojos_salado.jpg
4min50

Reconocido por su importante labor en la minería del país del siglo XIX con el mineral de plata en Chañarcillo, el destino es el indicado para quienes disfruten de la aventura y del esparcimiento en ambientes naturales. El montañismo practicado a más de seis mil metros de altura en los Nevados de Incahuasi, Tres Cruces y Volcán Ojos del Salado atraen a turistas de todo el mundo.

Las maravillas del relieve también se encuentran en el Parque Nevado Tres Cruces ubicado en la Cordillera de los Andes y compuesto por el Salar de Maricunga y por las lagunas Santa Rosa y Negro Francisco. Posee una rica avifauna altiplánica compuesta por flamencos rosados, patos y gansos. Otras de las atracciones son el Valle de Copiapó, importante centro agrícola, y el Desierto Florido que muestra cada cierta cantidad de años el colorido vegetacional en medio de la aridez desértica. La Región de Atacama es una zona de gran valor arqueológico.

Cuenta con vestigios de la cultura Inca, Molle y Diaguita, y con geoglifos y sitios prehispánicos que se localizan en Finca Chañaral, Punta Brava, Viña del Cerro, La Puerta y otros. Las festividades religiosas como la Fiesta de la Virgen de la Candelaria en Copiapó y la Fiesta del Carmen en Los Loros, son otra alternativa turística de la región.

Información del Destino:

Atracciones:
Flora y fauna. Sorprendente relieve. Interés histórico, arqueológico y agrícola.

Actividades:
Hiking, trekking, montañismo, escalada libre, alta montaña, mountainbike, sandboard, picnic, contemplación flora y fauna, fotografía.

Ubicación:
Atacama

Cómo llegar:
Cualquier punto-Copiapó: vía terrestre por Ruta 5 Norte. También mediante vía aérea al Aeropuerto de Chamonate.
Copiapó-área cordillerana: vía terrestre por la ruta que se dirige a Diego de Almagro. Luego en Chulo tomar Ruta CH-31.

Cuando Ir:
Todo el año, pero se recomienda temporada estival.

Clima:
Desértico con marcada oscilación térmica entre el día y la noche en el interior, pero con temperaturas homogéneas en la costa por la presencia de nubosidad. La temperatura máxima promedio es de 18,4º C y la mínima de 4,9º C, alcanzando –15º C en alturas. Las precipitaciones estivales son un poco más frecuentes al interior con una máxima promedio de 14,8 mm.

Servicios:
Alojamiento, alimentación, transporte, esparcimiento.

Alrededores:
Copiapó, Camino del Inca, Cascada Río Lamas, Desierto de Atacama, El Salvador, Laguna Santa Rosa, Laguna Verde, Parque Nacional Nevado Tres Cruces, Poblado de Los Loros, Salar de Maricunga, Termas de Río negro, Totoral, Volcán Ojos del Salado.

Fuente: visitchile.com

admin2 octubre, 2017
62_Sector_boca_del_lago_Budi.jpg
5min80

¿Sabías que es posible viajar a la región de la Araucanía y convivir con la comunidad de mapuches más grande de Chile?

En la zona costera de la región de la Araucanía, un poco más al sur de Puerto Saavedra, se encuentra el lago salado más austral de Chile y el mundo: el Lago Budi, donde vive la comunidad de mapuches más grande del país y es posible dormir en rucas, probar la gastronomía local y conocer de primera fuente la historia de esta etnia.
Reconocida en 2015 por el premio Más Valor Turístico del Sernatur, es una experiencia que puede vivirse durante todo el año, en medio de paisajes preciosos y más de cien familias mapuches Lafkenches que mantienen vivas sus tradiciones, idioma y una economía de intercambio basada en los recursos que entrega la tierra.

Si te aventuras a realizar este viaje para el Dieciocho, debes saber que todas las personas que conforman esta red de etnoturismo son dueños de casa que llevan años interactuando con los visitantes, de modo tal que éstos se integren a la cotidianeidad mapuche también por medio de actividades recreativas, artísticas y culturales.

Por lo mismo, el dormir en una ruca se transforma en una de las vivencias más interesantes de este paseo. Esto, porque además de tomar un desayuno mapuche, es muy típico que los dueños de casa le enseñen a sus huéspedes el arte de tocar la trutruca y tejer, mientras les hablan sobre su historia y cosmovisión con una que otra palabra en su dialecto.

Al encuentro de la naturaleza del Budi

Hace más de diez años que la comunidad mapuche que vive en torno al lago Budi decidió armar un proyecto que transmitiera de manera positiva su cultura, creencias y la forma que tienen de relacionarse con el mundo. Con el tiempo, otros lugareños fueron adhiriendo, y hoy existe todo un movimiento que ofrece cabalgatas, paseos en bote, e incluso cursos de medicina y gastronomía mapuches.

Las expediciones a caballo pueden durar hasta tres días e incluyen el paso por Puerto Saavedra y todos los paisajes aledaños al Budi, además del imperdible paseo a Isla Llepo y su museo, donde se puede aprovechar de conocer algunos humedales y realizar caminatas por los caminos costeros que están hacia el sur del lago.

Asimismo, existen varios proveedores que ofrecen paseos en barcaza o catamarán para poder visitar los mismos humedales alrededor de la isla Llepo, y luego dedicarse a expedicionar y avistar la gran variedad de aves que habitan en el Lago Budi, destacando entre ellas el cisne de Cuello Negro.

Es que la naturaleza en torno al lago ha permitido que todo confluya -incluso el lago con el mar- para que las familias que aquí viven puedan subsistir por medio de la sana explotación de los productos de la tierra y el mar. Y no solo eso, porque también son capaces de mostrar abiertamente su cultura a quien se anime a visitarlos. Por lo mismo, no queda más que hacerlo.

Cómo llegar:

Desde Puerto Saavedra, tomar la ruta S-402 en dirección al suroriente para, una vez se llega al desvío al Lago Budi, seguir por la carretera S-404.

Fuente: 2.copec.cl

admin28 septiembre, 2017
3-1280x676.jpg
12min160

1.- Isla de los Muertos:

Desde la fría selva de la Patagonia chilena, rodeada por glaciares y una gélida cordillera, duerme la leyenda de una isla que convive con la muerte.

Ubicada en la desembocadura del río Baker, a 3 kilómetros de la comuna de Tortel en la Región de Aysén, la Isla de los Muertos encierra una historia llena de misterio y desolación que se remonta al mes de septiembre de 1905, cuando 200 obreros chilotes viajaron en el Vapor Dalcahue a la zona, puesto que debían limpiar los terrenos y construir un camino que conectara el lugar con Argentina.

La Compañía Explotadora del Baker, empresa que contrató a los trabajadores, les encomendó abrirse paso entre la selva patagónica, y entonces armar galpones, corrales y oficinas para almacenar carne y lana que se exportaría a Argentina. Por esta razón, se les entregaron herramientas y alimentos, que serían renovados con frecuencia por otros barcos para que mantuvieran sus provisiones.

Sin embargo, algo extraño sucedió, puesto que los obreros fueron completamente abandonados al poco tiempo.

Pasaron los días, las semanas y los meses. Los hombres, con el alimento escaseando y el cansancio acumulándose en el cuerpo, comenzaron a experimentar extraños síntomas, como moretones en brazos y piernas, extrañas hemorragias y sangrado de encías, además de dolores de cabeza. Hasta que un día amanecieron siete trabajadores muertos y, en otra jornada, fallecieron 28.

De esta forma, los pocos sobrevivientes se vieron obligados a enterrar a sus compañeros en la misma isla, demarcando cada tumba con una simple cruz de ciprés.

Desde entonces, el recóndito y macabro cementerio, situado actualmente entre una espesa vegetación y un silencio ancestral, se convirtió en un atractivo turístico para los amantes del misterio y los lugares con historia.

Para llegar a esta isla se debe navegar el Río Baker desde Caleta Tortel durante 15 minutos. El lluvioso, por lo que se recomienda ir con impermeable y botas.

2.- Isla Dawson:

Antiguamente utilizada como base para un campamento de ingenieros de la Armada, Isla Dawson fue testigo de una serie de hechos que la marcaron para siempre.

Ubicada en el extremo sur de Chile, entre el Cabo Froward y el Canal Whiteside de la Región de Magallanes y la Antártica chilena, esta isla guarda el recuerdo del
16 de septiembre de 1973, cinco días después del golpe de Estado, cuando la Armada instaló en el lugar los campos de concentración de Río Chico y Compingin.

Así, alrededor de 400 presos políticos de la zona fueron llevados a la isla, en donde tuvieron que realizar trabajos forzados, como instalar postes, construir canales, y arreglar alambradas. Incluso les tocó sacar vegetales en descomposición desde un pantano, abrir canales y cargar sacos de ripio al hombro.

Además, a los detenidos se les obligaba a marchar como militares, y se efectuaban simulacros de fusilamientos y grandes despliegues de fuerza, como si algún día la isla fuese a ser atacada desde el exterior.

Por otra parte, fueron llevados a Dawson más de treinta dirigentes de la Unidad Popular, como Luis Corvalán, Clodomiro Almeyda, y Orlando Letelier.

Permanentemente azotado por el impío viento y las temperaturas bajo cero, el sector era –y sigue siendo- particularmente inhóspito. Una realidad que no se tomó en cuenta en el caso de los detenidos, quienes fueron llevados sin abrigo y en precarias condiciones. Tan mal vivían que, de hecho, el ex ministro del Interior y Defensa, José Tohá, regresó enfermo a Santiago en febrero de 1974. Desnutrido y debilitado, falleció días después.

El Campo de Concentración cerró en octubre de 1974, y en el año 2010 algunos lugares emblemáticos fuerom declarado Monumento Nacional por el Ministerio de Educación.

Hasta el día de hoy, Isla Dawson es visitada por turistas que quieren conocer en persona una zona cargada de tormento e historia.

3.- Salitrera Humberstone:

A 52 km. de Iquique, en plena Pampa, este lugar desprende un halo de misterio.

Erigiéndose aún como uno de los pocos vestigios que quedan de la época dorada del salitre en el siglo XIX, el pueblo donde se ubica la Salitrera Humberstone, declarada Monumento Nacional- ha sido calificado como una verdadera ciudad fantasma.

Al llegar al sector, se puede encontrar también una iglesia, un vetusto teatro, y una antigua estación de trenes.

Actualmente, muchos turistas visitan Humberstone, intrigados por los innumerables reportes de fenómenos paranormales.

Por ejemplo, en las oscuras cámaras frigoríficas de la pulpería que está dentro de la añosa oficina salitrera, hay quienes han visto deambulando un espíritu vestido con un delantal blanco. Incluso, hace algunos años, tres oficiales de la Fach que visitaban el lugar aseguraron haberlo visto.

De la misma forma, se dice que a veces en estas mismas cámaras surge un fuerte olor a carne, algo preocupante e inusual si se considera que allí no se guardan alimentos desde hace más de 70 años…

Por otra parte, se han registrado varias psicofonías, o sonidos del más allá, en medio del silencio espectral del teatro de Humberstone. Muchos visitantes insisten que en las grabaciones se repite el lamento de una niña desconsolada.

Los mitos suman y siguen, y llevan al espectro más temido por quienes conocen su historia: dicen que el fantasma de una mujer que murió arrollada por salvar la vida a su hijo que jugaba en las vías del tren, se materializa y aún pregunta por su pequeño, para luego desaparecer sin explicación en la vieja estación.

4.- Tepito Tenhenua

Isla de Pascua y Parque Nacional Rapa Nui. Chile365El ombligo del mundo, “Te Pito o Te Henu”. Aquí existe un “campo magnético” y cuando uno pasa las manos por la piedra “suceden cosas”. A mí me dio un escalofrío leve, al resto del equipo le paso de to-do.
Ubicada en Isla de Pascua, a 26 km. del norte de Hanga Roa y muy próxima a la orilla del mar, aparece una gran piedra redonda que representa el ombligo del mundo.

De hecho, los pascuenses llaman así a la isla, traducida literalmente como “Útero o centro de la tierra o del universo”.

Alrededor de la piedra se han dispuesto varias rocas más altas, que la protegen. Y, aún más cerca de Tepito Tenhenua, hay cuatro piedras pequeñas que representan los puntos cardinales.

Lo interesante de este objeto natural es que se le atribuyen propiedades místicas y electromagnéticas. Los visitantes se aproximan y la tocan para cargarse de la energía protectora de la isla.

Asimismo, es bastante común que los turistas acerquen una brújula a la piedra. Al hacerlo, el instrumento pareciera “volverse loco”, porque gira en una dirección y otra, y vuelve a la normalidad cuando se aleja de la roca.

Algunos explican que esto sucede porque ese pequeño sector es, justamente, el ombligo del mundo, donde no hay puntos cardinales. De todas formas, Tepito Tenhenua es hoy un imperdible de Isla de Pascua.

5.- Momias de Chinchorro:

Momias de Chinchorro En la actualidad el museo un elemento a destacar en la visita a los atractivos de Arica. Las Momias de Chinchorro valen la pena visitar.
Chinchorro fue una cultura muy interesante que habitó el desierto de Atacama, y que hace 7.000 años mantenía la tradición de preservar a sus fallecidos. Incluso dos mil años antes que los egipcios, estos inusuales antepasados realizaban las primeras momificaciones del mundo.

En la actualidad, las momias de Chinchorro se encuentran en el Museo Arqueológico San Miguel de Azapa, en la región de Tarapacá, donde se puede apreciar y conocer parte de la vida que llevaba este antiguo pueblo nómade, quienes eran hábiles pescadores y mejores momificadores.

El procedimiento de preservación comenzaba por extraer las vísceras y componentes blandos del cuerpo, para luego rellenar con otros materiales, respetando la anatomía y el volumen de los difuntos.

Así, se diferenciaban en momias negras, rojas, y vendadas. Además de la excelente conservación hasta hoy, llama la atención la gran cantidad de bebés preservados de esta forma, lo que se explica con los abortos masivos que sufrían las mujeres, supuestamente por beber agua de los ríos que, entonces, arrastraban consigo metales pesados.

Fuente: chile365.cl

admin22 septiembre, 2017
RUTA-DEL-VINO-DE-COLCHAGUA.jpg
10min90

Chile es un país privilegiado por su geografía. Dos cordilleras, la de Los Andes al este y de la Costa al oeste, originan fértiles valles que son cruzados por ríos. Este es el terreno ideal para cultivar diferentes cepas de vinos que actualmente son reconocidas por su calidad y sabor.

En estos valles podemos encontrar diferentes viñedos y bodegas donde conocer el proceso de elaboración del vino y disfrutar del sabor de diferentes cepas como cabernet sauvignon, syrah, pinot noir y carmenere, en vinos tintos; y cabernet sauvignon y chardonnay en vinos blancos.

El recorrido por estos valles forman la llamada Ruta del Vino, que se concentra en cinco zonas ubicadas en el centro del país: Valle de Maule, Valle de Maipo, Valle de Colchagua, Valle de Casablanca y Valle de Aconcagua; ambos en la V región; y Valle de Cachapoal. Aquí no sólo encontramos viñedos, sino también hoteles temáticos, restaurantes, museos y senderos para recorrer caminando, cabalgando o en bicicleta, además de muchos otros atractivos.

¿A dónde ir?

Valle de Colchagua:

El Valle de Pequeñas Lagunas, según el idioma mapudungún, fue utilizado como límite sur del Imperio Inca, reconocido por sus fértiles tierras que fueron utilizadas para cultivos agrícolas. Está bañado por las aguas del río Tinguiririca.

En el Valle de Colchagua podemos encontrar 17 bodegas productoras de vino, tintos y blancos. Se destacan las cepas syrah, carmenere, malbec y cabernet sauvignon, Algunos de los viñedos más importantes de la zona con Bisquertt, Cono Sur, Lapostolle, Montes, Santa Helena, Santa Rita, Santa Cruz, Viu Manent y Montgras, por mencionar algunas.

Una de las ciudades más importantes de la zona es Santa Cruz. Aquí se encuentra el Museo de Colchagua, el museo privado más grande del país, que cuenta con importantes colecciones de joyas, objetos coloniales, entre otras. Aquí encontramos hoteles de alta categoría, un casino, una oficina de turismo que ofrece actividades tradicionales como cabalgatas; restaurantes y mucho más.

En Santa Cruz también se realiza la tradicional Fiesta de la Vendimia los primeros días de marzo, donde se pueden conocer las tradiciones del cultivo y la elaboración del vino.

En esta zona también se establecieron las grandes mansiones de las primeras familias de la oligarquía en Chile, por lo que además podemos observar una muestra de la hermosa arquitectura colonial. La capital de la provincia, San Fernando, es una muestra de esto, con su museo costumbrista e histórico de la Casa de Lircunlauta, entre otros.

Valle del Maipo:

Se localiza en plena Región Metropolitana, en los alrededores de la capital Santiago. Son regados por las aguas del río Maipo. Por su geografía, rodeado de montañas, permite producir cepas a diferentes alturas, con distintas características y sabores. Este es el valle productor del cabernet sauvignon chileno, un vino reconocido mundialmente.

Entre los viñedos que podemos encontrar en esta zona son la Viña Concha y Toro y las que se encuentran agrupadas en la Ruta del Vino del Alto Maipo; como la Viña Haras de Pirque, Viña Huelquén y Viña La Montaña; entre otras. En ellas se pueden realizar tours, actividades recreativas al aire libre, degustaciones y venta de vinos.

Otras localidades que pueden recorrerse en el Valle del Maipo son Isla de Maipo y Calera de Tango, donde probar comida típica, observar casas de arquitectura colonial, conocer el Pucará de Chena, fortaleza incaica que se localiza en los alrededores, y disfrutar de la tranquilidad y relajo del campo.

Valle de Casablanca:

Se ubica en la V región, a sólo 41 kilómetros de distancia de Valparaíso. Al no contar con cauces de agua, posee embalses y represas que bañan las decenas de viñedos que se dedican a la producción especialmente de vinos blancos.

Lleva su nombre por la localidad de Casablanca, que se caracteriza por su fiesta costumbrista y sus tradiciones chilenas. Desde aquí parte la Ruta del Vino de Casablanca, donde se pueden conocer algunos viñedos como Casas del Bosque, Matetic, Indómita, Viñamar, Quintay, entre otras.

Dentro del recorrido se realizan degustaciones, se puede disfrutar de la mejor comida chilena en sus restaurantes y disfrutar de alojamientos de alto nivel y excelentes servicios. Además existen tiendas donde adquirir vinos y otros recuerdos relacionados con esta experiencia.

Valle del Maule:

Este valle cuenta con tres millones de hectáreas, la mayor superficie de viñedos del país, con plantaciones que existen desde la época colonial. Se localiza en la región del mismo nombre, entre las provincias de Talca, Linares y Cauquenes, siendo la zona de mayor producción vitivinícola de Chile.

Cuenta con rutas para conocer sus viñedos, entre ellos Viña San Rafael, Viña Gillmore, Viña Corral Victoria y Viña Balduzzi; con degustaciones, almuerzos con comida tradicional chilena y visitas guiadas a las instalaciones de las viñas, sus jardines y hermosos alrededores.

Además de esto, la región del Maule cuenta con importantes áreas naturales como la Reserva Radal Siete Tazas y la Reserva Altos del Lircay, para realizar también actividades de ecoturismo como trekking, montañismo, observación de flora y fauna y cabalgatas.

Las Termas de Quinamavida son otro atractivo del Maule, con un completo resort y spa para relajarse y disfrutar de las propiedades curativas de sus aguas, además de otros tratamientos que incluyen arcilla, y por supuesto, vino.

Maule cuenta con importantes localidades, como la ciudad de Talca que se destaca por su tradición y lugares históricos, entre ellos el museo O’Higginiano y el Museo de Bellas Artes de Talca.

Valle de Cachapoal:

Se localiza en la cuenca de Rancagua y es bañado por las aguas del río Cachapoal y se extiende hasta el lago Rapel. Sus viñedos se encuentran en las bajas alturas de la Cordillera de la Costa, en un clima de veranos calurosos e inviernos lluviosos, que brinda cepas como merlot, cabernet sauvignon y en especial, carmenere. Algunos de los viñedos que se encuentran en el Cachapoal son Viña Chateau Los Boldos, Viña Anakena, Viña La Rosa, Viña Altair, entre otras; donde se pueden realizar recorridos, degustaciones de vinos y de comida tradicional, comprar vinos, cabalgatas, paseos en bicicleta y otras actividades.

Entre sus atractivos está la localidad de Doñihue, que ofrece una particular artesanía en chamantos, mantos que se utilizan para cabalgar y son tejidos en seda y lana de oveja.

Además de esto, en el Valle del Cachapoal se puede probar comida tradicional chilena como los asados de carne y el famoso vino pipeño, directamente desde las barricas.

Valle de Aconcagua:

Dentro del Valle de Aconcagua encontramos la provincia de San Feipe y Los Andes. Por sus características de clima y suelo sus tierras fértiles bañadas por las aguas del río Aconcagua son privilegiadas para todo tipo de cultivos, en especial viñedos de maduración lenta.

Además de esto, el valle ofrece hermosos espacios naturales como la Serranía del Ciprés, que cuenta con una zona de picnic, senderos y espacios para camping. Otra alternativa es el parque privado San Francisco de Los Andes, donde se pueden realizar actividades al aire libre como parapente y cabalgatas.

En Aconcagua encontramos viñedos como Viña Errázuriz, Viña Mendoza, Viña San Esteban, Viña Agustinos, Viña El Almendral, entre otras.

Fuente: visitchile.com

admin21 septiembre, 2017
Primeras-señales-de-la-primavera.jpg
5min131

Esta temporada trae consigo sentimientos de esperanza y alegría, sobre en todo en Chile cuando su inicio coincide con la ferviente celebración de las Fiestas Patrias, así que hoy te traemos algunos de los mejores planes para los últimos meses del año.

1. Celebrar el equinoccio en la naturaleza
Este año la luna llena es el 18 de septiembre, así que para el 21 el cielo se verá adornado por ese hermoso satélite que, visto desde la naturaleza, parece brillar con más fuerza. En esta época florecen las semillas de las plantas y las flores, y con ellas también florecen las semillas metafóricas que hemos plantado en nuestra vida durante este invierno, así que es un buen momento para celebrarlo en armonía con los ciclos del universo. ¿A dónde ir? El Valle del Elqui en La Serena es una gran opción, donde encontrará comunas típicas rodeadas de frutales y huertos, observatorios astronómicos especializados, cerros donde las estrellas casi pueden tocarse y, si no puede evitar celebrar las Fiestas, el mejor pisco para esas noches alegres.

2. El desierto de Atacama
La temperatura sube en el norte de Chile y, con las lluvias de este año, parece que se viene una buena época para disfrutar del singular fenómeno del Desierto Florido. Pero ver pequeños brotes de flores de colores que se llenan de insectos no es toda la magia que encierra esta región; lo salares y piscinas termales con su elegante fauna, los nevados y sus alrededores constituidos en Parques Nacionales, los pueblos polvorientos que parecen albergar espíritus etéreos y los impresionantes paisajes del desierto, son razones más que suficientes para decidirse por este viaje aventurero e inolvidable.

3. Las rutas del vino
Uno de los rasgos más fuertes del sincretismo cultural chileno, es el disfrute de un buen vino en medio de verdes viñedos y degustando exquisitos platos. Si hay algo que buscan los turistas extranjeros al visitar nuestro país, y que pueden hacer desde varios destinos, es disfrutar de las actividades que ofrecen las rutas del vino que se han desarrollado en varios valles de Chile, con opciones tan diversas como recorridos en bicicleta, elaboración de sus propios vinos o picnics bajo una noche de estrellas. Si no tiene muchos días para salir de la ciudad, alimente sus ganas de disfrutar del sol en primavera en uno de estos majestuosos viñedos.

4. Arte y música en Santiago
Para los más citadinos, la primavera significa tomarse los parques, plazas y áreas urbanas expresando y disfrutando del arte que vibra en cada rincón de la metrópoli de Santiago. Entre los festivales más importantes que tendrán lugar esta temporada, está el Fauna Primavera; un ciclo de conciertos que comienza a las 11 am en el Espacio Centenario, abierto a todo público, y sigue a las 10 pm en el Espacio Riesco, con conciertos de música electrónica para mayores de 18 años. En el mismo mes de noviembre, la edición No. 20 del Festival Internacional de Documentales nos trae una semana de las mejores producciones audiovisuales de Chile y el mundo, como para que no olvidemos la diversidad y complejidad de las realidades. Y, por supuesto, apenas comienza la primavera esta ciudad se viste de colores, cultura y fiesta para celebrar por todo lo alto un año más de chilenidad.

5. Disfrutar los últimos días de esquí
Claro, hay quienes siempre prefieren la nieve y su adrenalina, así que dentro de los planes que pueden seguirse disfrutando en primavera, están la visita a los mejores centros de esquí de Chile y de Sudamérica. Tanto en la zona central como en el sur, la temporada se extiende hasta mediados de septiembre así que todavía hay unas semanas para sacarle el jugo.

Fuente: Turismo Chile 


Acerca de nosotros

Que Hacér en Chile forma parte de Portales Regionales, una red publicitaria de medios de comunicación digital, abarcando Minería, Turismo en Chile, AgriculturaEmpresas Portuarias y además, diarios electrónicos en las regiones de Valparaiso, O’Higgins y Maule.

Si te interesan post promocionados, link seo, banners o publireportajes, escríbenos.


ventas@portalesregionales.cl