diegoarrieta6 noviembre, 2017
Tour_Grande_17112015225343.jpg
1min2490

Este paraje se asemeja al paisaje de luna, consecuencia del encuentro del desierto con las montañas, creando interesantes deformaciones de piedra y arena.

Situado a unos 20 km de San Pedro de Atacama dirección de Calama, ubicado dentro de la Cordillera de la Sal, es uno de los lugares más visitados de la zona, debido a su fácil acceso.

Se recomienda hacer el recorrido al atardecer, menos calor y se puede apreciar el cambio de colores de los montículos de la zona.

Fuente: Mi Nube

admin11 abril, 2017
desierto-noche.jpg
2min2851

“Yo te amo, pura tierra, como tantas/cosas amé contrarias”, confesó Pablo Neruda en su poemario Canto General a su querido Desierto de Atacama. Ese denso mar de arena, catalogado el más seco del mundo, que para los astronautas imita la superficie de Marte y para los amantes se puede transformar en un lugar de encuentros cósmicos de dos almas gemelas.

Así lo asegura la revista National Geographic, que destaca al norte de Chile entre los 9 destinos más románticos del planeta para visitar en primavera.

Imperdible contraste entre la soledad de sus caminos rocosos y el colorido del desierto florido, que logran el escenario ideal para disfrutar del amor.

“Cuando usted y su pareja vean este hermoso tramo por ustedes mismos, entenderán por qué figura en los poemas de Pablo Neruda. Es completamente del otro mundo”. De esta manera los de la revista internacional describen Atacama en el libro “The World’s Most Romantic Destinations”.

Es más, en la publicación que rebela los 50 lugares más gloriosamente románticos para planificar bodas, lunas de miel, aniversarios o una inolvidable celebración del Día de los Enamorados, incluye a la árida belleza nacional entre playas paradisiacas, selvas exóticas y spas de lujo como una opción perfecta para aquellos que han encontrado el amor y quieren celebrarlo a lo grande.

Los otros lugares imperdibles para parejas, que han inspirado poemas y canciones de amor son: Francia, quien lidera el ranking, seguido del Valle de Mosela (Alemania), Península Osa (Costa Rica), la ciudad de Charleston (EEUU), Kyoto (Japón), Londres (Inglaterra), y Brujas (Bélgica).

admin16 diciembre, 2016
Rio_Loa_Armando_Lobos.jpg
7min2350

Es el río más extenso de Chile y atraviesa gran parte del desierto de Atacama.  El Loa nace al norte de la fronteriza comuna de Ollagüe, entre las provincias de Iquique y Loa a más de 4.000 msnm en la Cordillera de los Andes.  Luego atraviesa más de 150 kilómetros por un desfiladero flanqueado a ambos lados por dos cadenas montañosas longitudinales de cerca de 5.000 metros de altitud hasta llegar al oasis de Chiuchiu.  Luego, se interna en el desierto de Atacama hasta llegar a la localidad de Chacance y alcanzar la cordillera de la Costa a través de un profundo cañón de 500 metros de altura, desembocando al océano Pacífico en Caleta Huelén.

En su largo recorrido, su curso de agua propició el asentamiento de las primeras comunidades en uno de los desiertos más áridos del planeta, donde aún permanecen algunas estructuras tipo tambo, chaskiwasi, refugios y paravientos, como un legado cultural de los primeros habitantes.

Las actuales comunidades indígenas  atacameñas y quechuas viven en torno a pequeños cursos de agua, dedicados principalmente a la agricultura en potrero y terrazas y la ganadería de camélidos que aprovechan los pastos de las vegas y vertientes.  Además, de la recolección de fibras vegetales y hierbas usadas tanto en su artesanía, medicina y en algunos casos como tinturas naturales para sus tejidos.

Las comunidades atacameñas se ubican en las comunas de Calama y San Pedro de Atacama, mientras que los Quechuas ocupan las cuencas de los Salares de Carcote y Ascotán con sus vegas, aguadas y campos de pastoreos en los poblados de Cosca y Ollagüe en la comuna de Ollagüe.

Estas antiguas culturas han permanecido en el tiempo a través de sus petroglifos, pictografías y geoglifos.  Expresiones artísticas de grabados y pigmentaciones sobre superficies rocosas; y figuras construidas en laderas de cerros o planicies; entre estas:

Los petroglifos de Kalina, ubicada a unos 8 kilómetros al sur del Alero de Taira, en el curso superior del río Loa, corresponden a varios restos de viviendas de planta circular y muros de piedra, cuyo paredón rocoso que se ubica a pocos metros de las viviendas. Presenta más de 20 paneles de arte rupestre con hermosas representaciones de camélidos de perfil, con cabeza triangular, oreja vertical o inclinada hacia atrás y sólo dos extremidades, que son representados en diferentes estados del ciclo vital: hembras en gestación, crías, animales adultos, agonizantes y muertos; varios de estos animales son representados heridos, agonizantes o muertos, seis de ellos con un dardo clavado en el lomo o en el abdomen.

Los pictograbados de Taira realizados en un alero rocoso del curso superior del río Loa, uno de los más afamados estilos de arte rupestre, en los que se utilizan distintas técnicas: pintura, grabados por percusión y pictograbados.  Con bellas imágenes de camélidos que se difunden con algunas variantes estilistas en otros 11 sitios del valle, pero que abundan también en las quebradas de la región en alturas superiores a 2.500 metros, entre el Loa y el salar de Atacama, en un arco de más de 330 kilómetros y, por lo general, cercanas a manantiales.

Las pictografías de Confluencia, ubicadas cercanas a los Geiser del Tatio, en la cuenca alta del río Salado en la zona andina de la región de Antofagasta, mediante pintura, grabado o una combinación de ambas técnicas se mezclan figuras humanas con figuras de camélidos pintadas en rojo y en rojo-amarillo representados siempre de perfil.  Las figuras humanas aparecen desnudas o vestidas con un faldellín, a veces tocados con un penacho de plumas, en ocasiones ejecutando una danza y portando artefactos.

Las pictografías de Cueva Blanca, cercanas a la anterior, representan un estilo de pinturas sin precedentes en la región, con la desaparición progresiva de los detalles anatómicos en las figuras humanas y animales. La figura humana aparece de frente con claras diferenciaciones sociales, donde aparecen cetros como atributos de poder y relaciones jerárquicas. Se incorporan además  motivos geométricos, tales como cruces, líneas onduladas y en zigzag, entre otras.

Las pictografías de Milla cercanas a los pictograbados de Taira, corresponden a representaciones de figuras humanas esquematizadas y grandes camélidos que se caracterizan por presentar zonas del cuerpo vacías. Entre estas pictografías se repiten las figuras relacionada con la reproducción de las llamas.

Las pictografías de El Médano ubicadas entre Antofagasta y Taltal, a unos 20 km al norte de la caleta Paposo. Estas pictografías corresponden a uno de los yacimientos de arte rupestre más notables del Pacífico Sudamericano.  Son más de mil imágenes pintadas en rojo, donde aparecen peces, cetáceos, tortugas y lobos de mar, entre otros animales marinos representados solos o en grupos, muchas veces arrastrados por diminutas balsas con arpones clavados en sus lomos.

Mayor información aquí.

admin22 noviembre, 2016
1366_1396893128_laguna-miniques-chile-1280x720.jpg
5min7190

Situadas a 4500 mts. de altitud, en pleno altiplano de la segunda región y distantes a 25 kilómetros de Socaire y 115 kilómetros al sureste de San Pedro de Atacama, estas lagunas pueden jactarse de pertenecer a uno de los más hermosos parajes, pues también están rodeadas de grandes e imponentes volcanes, originados por la elevación de la Cordillera de los Andes.

Lagunas Miscanti y Meñiques
El ingreso de las Lagunas Miscanti y Meñiques es administrado por la Comunidad Atacameña, Como el resto de las atracciones de San Pedro de Atacama, tiene costo.

La laguna Miscanti, la de mayor tamaño tiene forma de corazón, y su costa occidental está a menos de 1 kilómetro de la cuenca del Salar de Atacama. Por otro lado hacia el sur colinda con la laguna Miñiques, de tamaño menor. Ambas se formaron gracias a aguas subterráneas provenientes de deshielos.

Además de su único paisaje, en este sector es posible encontrar fauna diversa como flamencos, vicuñas y zorros.

Lagunas Miscanti y Meñiques
Laguna y cerro Miscanti. Esta tal vez es otra de las postales típicas de San Pedro de Atacama.

Y para lo que quieran continuar el paseo se les sugiere visitar los alrededores: La aldea de Tulor, Cordillera de la Sal, Baños puritana, Laguna de Chaxa, Geyseres del Tatio, Pukara de Quitor, Laguna de Tara, Quebrada de Jere, Reserva Nacional Los Flamencos, Salar de Atacama, San Pedro de Atacama, Socaire, Toconao, Valle de la Luna, Volcán Licancabur y otros más.

Lagunas Miscanti y Meñiques
Laguna Meñiques al atardecer.
Desde este lugar existe el callejón Varela, que empalma con el camino hacia el paso Sico. No obstante, este pasa por la orilla de la laguna donde anidan las Taguas.

Por su constante clima desértico es recomendable de visitar en cualquier época del año. Las temperaturas por ejemplo se mantienen en un promedio de 24,5º Celsius de máxima y 17,1º Celsius de mínima. Con respecto a las precipitaciones en temporada estival son un poco más frecuentes, alcanzando una máxima de no más de 3mm.

Lagunas Miscanti y Meñiques
Laguna Meñiques al mediodia. En este lugar sí se siente la puna.

Para llegar se debe tomar un vuelo desde cualquier punto de Chile hasta Calama, luego se debe viajar hasta San Pedro de Atacama por la ruta CH-23 que está pavimentada. Para este efecto, si no se dispone de transporte privado, se puede utilizar el servicio público. Luego, ya en San Pedro, se debe emprender camino hasta Socaire, distante a 86 kilómetros. Esta via conduce a Toconao, por lo mismo se recomienda estar atento al desvío que conduce hasta las lagunas Miñiques y Miscanti.

Fotografía: Turismo en Fotos

Fuente: Chile365

admin1 septiembre, 2016
Monjes-3-1-1280x853.jpg
4min7170

Los Monjes de la Pacana son una de las atracciones no tan conocidas de San Pedro de Atacama, de fácil avistamiento y pudiendo ir por cuenta propia en automóvil, queda en el camino Internacional hacia el Paso Jama, hacia Bolivia, y es el ingreso obligado para los que desean aventurarse al Salar de Tara, que junto a la Laguna Legía (Huaitiquina) son los atractivos más duros de visitar en San Pedro. Este sector es parte de la Reserva Nacional los Flamencos.

Salar de Tara
Laguna Lejía

Los Monjes de la Pakana (Centinelas de Tara o Moais de Tara por el parecido de algunas formaciones con las formaciones de Isla de Pascua), son unos imponentes pilares de piedra, ubicados verticalmente en la planicie cercana al Salar de Aguas Calientes. Por sus delgadas y azarosas formas similares a las siluetas de monjes es que se les llamó así. Hay quienes defienden la tesis que el nombre de centinelas fue otorgado por caminantes que los veían como protectores del lugar, por su gran tamaño y en muchas ocasiones con parecido a figuras humanas.

Estas bellas formaciones rocosas, de características volcánicas, fueron moldeadas durante millones de años por la erosión del viento.  Formaciones lunares, extrañas, caprichosas, son algunas de las expresiones que uno tiene al ver los Monjes de la Pacana.

Para acceder a estos monumentos naturales se debe emprender camino desde San Pedro de Atacama hacia el paso Jama por la ruta ch-27.

Antes del ingreso de la explanada, existen cientos de metros de formaciones provocadas por las erupciones volcánicas y por el agua de hielos que existieron aquí hace miles de años. Generalmente en el lugar se realizan excursiones durante todo el año, pues no hay grandes variaciones climáticas y está muy cercano a otros lugares turísticos como el Salar de Tara, el salar de Puja, el Salar de Aguas Caliente.

Es común que por el sector se paseen animales muy característicos del altiplano como lo son las vicuñas y los flamencos, pues es en esa zona, la del salar de Aguas Calientes, donde consiguen su principal alimento. Además en tiempos más antiguos, los caminos que conducían hasta este sector sirvieron como rutas de pastoreo para algunos camélidos pues allí existía gran cantidad de vegas y bofedales.

39989141
Monjes 3
8384099486_fb5561ce7e_b
fotografias-es-san-pedro-de-atacama-monjes-de-la-pacana-02
monjes-de-la-pacana-atacama-chile-5cd7af01-28f9-4baf-8186-c928293743fb
47468007

Antes de subir a los Monjes de la Pacana, aconsejamos a los visitantes pasar un par de días en San Pedro de Atacama, antes de subir a altitudes sobre los 4 mil metros, como es el Salar de Tara y sus inmediaciones.

 

admin15 julio, 2016
ARica-d_816x544.jpg
9min2320

El Morro, el Paseo 21 de Mayo, el no muy lejano valle de Azapa y el mundo de olores y sabores que encierra el mercado Agropecuario. Todo eso, sumado a bellas playas y a un ambiente multicultural, convirten a esta ciudad ubicada en el extremo norte del país como un destino que, definitivamente, hay que visitar.

Viví en Arica cuando era niña. Desde entonces, he recordado la ciudad con un cariño entrañable ya que rememora los mejores momentos de mi infancia. Aun cuando este pedacito de tierra siempre tuvo gran significancia para mí, no había vuelto a visitarla en 25 años, pero este 2016 me permitió hacerlo, y desde este verano declaro que Arica es el secreto mejor guardado del norte de Chile: sus excelentes y variadas playas, su gastronomía, su vida nocturna y el Valle de Azapa la convierten en un destino imperdible.

Su multiculturalidad es otro de sus mayores atractivos: el haber sido parte de Perú hasta el Siglo XIX le permitió contar entre sus habitantes con población de ascendencia china, japonesa, italiana y africana, además de la influencia altiplánica propia de la zona. Esto la convierte en un mix cultural con particularidades tales como un estilo propio de comida chino/peruana, una catedral cuyos planos fueron diseñados por Gustav Eiffel (el mismo de la torre parisina), un peculiar interés de sus jóvenes por deportes como el rugby y el beisbol, entre otras cosas.

Uno de los principales encantos de la ciudad, y sin duda el más conocido, es el Morro: un enorme y rocoso cerro ubicado en la costanera de aproximadamente 130 metros de altura y desde el cual puede apreciarse la totalidad de la ciudad y el Océano Pacífico. Además, el Morro tiene una importante significancia para la población ariqueña y la historia chilena: representa la gesta histórica del ejército chileno, que en época de la Guerra del Pacífico, cuando la ciudad aún era parte del Perú, tomaron este cerro, terminando así con una exitosa campaña bélica, la que posteriormente permitió que esta ciudad formara parte del territorio nacional.

Sin la intención de polemizar ni restarle mérito a la hazaña, cuentan las malas lenguas que los soldados fueron envalentonados con un misterioso brebaje, denominado “Chupilca del Diablo” una mezcla de aguardiente y pólvora que permitió que en tan solo una hora unos desaforados militares derrotaran al “enemigo” peruano. ¿Mito o realidad? Nunca lo sabremos. Al Morro de Arica se puede acceder tanto en auto como a pie. Personalmente prefiero la segunda opción, pues permite ir disfrutando de la vista. En la cima, encontraremos el Museo Histórico y de Armas, el que alberga una colección de elementos y testimonios históricos de la Guerra del Pacífico. En este lugar se emplaza además, el Cristo de Concordia que simboliza la paz entre Chile y Perú.

Muy cerca del Morro encontramos también el Mercado Colón, conocido por su infinita variedad productos del mar, cebiches, mariscales y empanadas, pero además porque en el “Caballito de Mar” preparan la más deliciosa-misteriosa-reparadora bebida que he probado en mi vida: la Copa Martínez, enjundioso bebestible que mezcla los jugos del cebiche, mariscos, limón, huevo y pimienta, los que lo convierten en una bomba de vitaminas y energía. En el centro de Arica se ubica también la bonita Catedral San Marcos y la ex aduana, cuyos planos fueron diseñados por el connotado arquitecto Gustav Eiffel y que revisten a la costanera de una elegancia clásica y distinguida.

Un distintivo punto de encuentro para turistas y ariqueños es el Paseo 21 de Mayo, habitado por vendedores ambulantes, artesanos, predicadores, grupos de surfistas y donde se emplaza La Scala, fuente de soda tradicional que por años ha albergado a los comensales ariqueños. Su mayor encanto son los jugos naturales de innumerables sabores que vienen en un jarrito metálico, lo que permite rellenar. Ahora bien, si de hambre se trata, recomiendo dirigirse a alguna de las “chifas” ariqueñas, picadas que sirven comida fusión peruano/china/local. Un imperdible: el pulpo mongoliano con arroz chaufa y wantanes caseros.

Otra visita obligada es el Valle de Azapa, ubicado a sólo unos kilómetros de Arica, emerge como una suerte de oasis en medio del desierto. Este valle es nacionalmente conocido por sus aceitunas, guayabas e inapreciable valor arqueológico, además de contar en el Museo Arqueológico y Antropológico y las momias de Chinchorro, las más antiguas del mundo. Además, su paisaje está rodeado por varios ancestrales geoglifos que representan la vida de los antiguos pobladores de la zona. También en Azapa es posible conocer el Santuario de la Virgen de Las Peñas, al que se puede acceder luego de una caminata de 3 horas y varios escollos ¡Sólo para fieles fervorosos! Otra peculiaridad de este valle es la existencia de una importante población afrochilena, asentada allí desde épocas coloniales, lo que ha producido una rica y mestiza cultura local que vale la pena apreciar.

Por el mismo camino por el que se va hacia el Valle existe un lugar que, personalmente, es mi rincón favorito del norte: el terminal Agropecuario, más conocido como El Agro de Arica. Una vez en su interior se abren las puertas de un mundo repleto de olores y sabores de los cuales es difícil desprenderse. Un festival de frutas y verduras procedentes casi de todo Sudamérica hacen que este espacio un éxtasis para los comilones y sibaritas. En este sitio aproveche de comprar mangos, maracuyás y guayabas, como también concentrados de estas mismas frutas, distintos tipos de aceitunas, aceite de oliva, chocolates peruanos, hierbas andinas, quínoa, frutos secos, entre otras muchas cosas.

Por otro lado, si de “capear” el calor se trata y disfrutar de la eterna primavera de esta ciudad (slogan ariqueño) recomiendo la playa Chinchorro, mi favorita, no tan solo por lo grande que es sino por su oleaje y temperatura precisos, el reggae que se escucha como música ambiente y la cantidad justa de bañistas.

Para finalizar, mi mejor dato: Don Floro, restaurante clásico ubicado frente al Hospital Juan Noé cuya especialidad es lo más rico, delicioso y sabroso del norte de Chile: el picante de loco y pulpo, preparación que consta de trozos de estos mariscos mezclados con cebolla, ají de color y ajo, al que se le suman papas cocidas semi molidas y un par de ingredientes secretos, servido acompañado de arroz blanco y espolvoreado de cilantro. Quizás mi descripción no es la más apetitosa, pero les prometo que si van a comer este plato, no se arrepentirán.

Fuente: Constanza Pavez – El Mostrador

admin29 abril, 2016
CH-new-pica-940x705.jpg
3min14640

Las Termas de Pica se ubican a 114 km. al sudeste de Iquique y a 62 km. al sudeste de Pozo Almonte, a una altitud de 1.400 metros.

Pica es considerado un verdadero oasis en el desierto de la pampa del Tamarugal, ubicado a 114 Km. de Iquique, reúne en una pequeña superficie de 8.934,3 kilómetros cuadrados una gran cantidad de atracciones para los turistas. Además, posee el agradable clima templado del norte del país, que permite disfrutar aún más de sus aguas curativas.

Inserta en medio de una abundante vegetación tropical; tierra generosa de mangos, guayabas y cítricos. Sus aguas hipotermales alcanzan una temperatura aproximada de 32.8°C, que permiten baños en la piscina termal, baños de tina, de barro y de vapor. Estas termas son ideales para las afecciones del sistema óseo y respiratorio.

La más pintoresca de sus piscinas termales es la llamada “Cocha” o “Baños Resbaladero” que está inserta en un socavón natural de roca volcánica y posee pequeñas cavernas que corresponden a perforaciones de la pared rocosa, desde cuyo piso surgen aguas tibias y cristalinas.

_525870
ubouznbn-1435874220-bg
2009_082900771
19373596288_b8405aaa5d
4577097100_ff8fe28e6c_b
CH-new-pica-940x705

El pueblo de Pica en donde se encuentran las termas de Pica, tiene barrios históricos, un museo, dulces típicos como los alfajores de Pica o Matilla, frutas tropicales, santuarios y una iglesia que representa la arquitectura de la época colonial.También podrá recorrer la zona apreciando los pueblos típicos de culturas precolombinas, sitios arqueológicos de gran valor, cultivos en el Oasis de Pica, entre otros. Se encuentran abiertas durante todo el año.

Pica de origen prehispánico, se ubicaba en el Camino de Inca por donde llegaron los españoles a Chile, ahora mismo es más conocido por sus plantaciones de diversos frutos y vegetales, tales como naranjos, limones, pomelos o mangos. En cuanto a sus atractivos turísticos, destaca la Iglesia de San Andrés, que corresponde a la tercera construida en el mismo lugar y sus termas. Merece la pena ver los atardeceres desde la carretera que lleva a Matilla.

admin21 abril, 2016
laguna_cejar.jpg
2min9041

A pocos kilómetros de San Pedro de Atacama, se accede a su famoso salar donde el suelo parece estar compuesto por baldosas romboidales y el horizonte es infinito. En su interior, varias lagunas tienen vida propia a partir de sus propiedades increíbles.

slide6
Tour_Grande_17112015225420
laguna-cejar-id129-1

Para realizar el trayecto hacia la laguna Cejar, que algunas guías turísticas aún designan con su viejo nombre: Cejas. Pasarás por la carretera que es de un material que llaman “vichufita”, compuesto por arcilla, sal, manganeso y agua.

En realidad, la laguna se deja ver mucho antes de llegar a ella, ya que se ve como una gran mancha de color turquesa en medio de la nada. Al acercarte, descubres que está rodeada por pajonales de fuertes colores verde y amarillo. Una paleta le imprime al espacio un efecto muy especial.

A pesar de estar ubicada a más de 2.000 metros de altura, te sorprenderán sus aguas agradables y casi tibias.

Lo más llamativo de esta laguna se desenvuelve gracias a las propiedades de las aguas salinas, ¡Sí! Con facilidad tu cuerpo se puede sostener por sí mismo sin hundirse. Según informan los guías, el alto nivel de salinidad hace que estas lagunas tengan una mayor capacidad de flotación que el mar Muerto 

IMG_2507
20130417-095536
laguna_cejar

Tres son los espejos de agua salada que componen la cuenca: Cejar, Piedra y Tebenquiche. Donde el atardecer te sorprende con sus colores pastel y las sombras propias de la puesta de sol.

 

admin7 abril, 2016
machuca1.jpg
3min5680

Muy cercano a Río Grande y a los Géiseres del Tatio, este pequeño poblado de no más de 20 casas y una iglesia, se ubica a unos 4000 metros sobre el nivel del mar.

geyser03
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
9-3
pueblo-de-machuca
machuca1

Aunque su actividad principal es el pastoreo de llamas, en la actualidad los pocos habitantes de Machuca están comenzando a participar de la actividad turística, contando ya con hospedaje y ofreciendo algunas artesanías.

llamas-of-machuca

La fauna incluye llamas, alpacas, patos, gaviotas andinas y flamencos. Muchos de estos animales viven al alero de un frondoso y verde bofedal cercano a la aldea.

19937860640_6b8f585172_b
14076794323_43ab14902b_b
14057127654_0ee227ab35_b

Fotos de Lucas Borchard

Entre sus mayores atractivos, además de su cercanía con los géiseres del Tatio, están sus típicas casas nortinas hechas de adobe y paja, y sus cielos prístinos que facilitan la realización de muy buenas fotografías de noche.

Cabe destacar que a pesar de lo rústico y sencillo que se ve el pueblo, este posee un moderno sistema de paneles solares que le otorga energía constante para realizar sus actividades diarias sin problemas.

P1020051

En materia culinaria, son famosos sus anticuchos de carne de llama o alpaca, además de empanadas y sopaipillas de gran tamaño.

Para llegar a Machuca, se puede viajar vía aérea desde Santiago hasta Calama. Este trayecto dura 1 hora y 50 minutos aproximadamente. En caso de que el viaje se realice vía terrestre, se puede hacer en bus, demorando unas 20 horas. Ya en Calama, se debe viajar hasta San Pedro de Atacama durante 98 kilómetros por una carretera pavimentada. Finalmente, el recorrido que une San Pedro de Atacama con Machuca es de 80 kilómetros.

Fuente: Chile365

admin6 abril, 2016
DSC_0269-2-e1459960431591.jpg
4min4410

Ubicado en una planicie al costado del río Illapel, 60 km. al noreste de Los Vilos y 255 km. al sur de Ovalle. Es una activa ciudad nortina, también llamada “la ciudad de los naranjos” rodeada de cerros en la parte más angosta de Chile, por lo que es un sitio ideal para la astronomía.

Actualmente vive de la agricultura y la pequeña minería y destacan las tradiciones y su marcado entorno arqueológico, además de las edificaciones coloniales. En muchos sectores, como los son Cuz Cuz, Céspedes, Cárcamo o Limahuida por mencionar algunos se pueden observar gran variedad de petroglifos los cuales son adjudicados a diaguitas y molles, los habitantes originarios de la zona.

Illapel y su valle son sectores de bastante tranquilidad y misticismo, hay muchos lugares donde confluyen distintos tipos de vegetación tales como Molle, Guayacán, Arrayan, Litre, Espino, entre muchos otros. Dicha vegetación es bañada por el Río Illapel y sus afluente (donde se conserva la belleza agreste y rural de las típicas construcciones de adobe) y algunas partes el Rio Choapa, como la quebrada de Cárcamo.

Río Illapel
Río Choapa

Si vas a Illapel podrá conocer la Plaza de Armas, frente a la cual se ubica la Municipalidad, un hermoso edificio de estilo colonial.

dscn0345
plaza_illapel
Plaza-Illapel
foto10723

Si quieres hacer trekking, puedes aventurarte a la Reserva Nacional Las Chinchillas. Lugar que destaca por la protección de las especies de fauna como la “chinchilla chilena”, especie en peligro de extinción, siendo esta reserva el único sitio que la protege. En lo que ha flora se refiere, su vegetación tiene un alto valor fitogeográfico, con presencia importante de dos especies vulnerables como son el guayacán y el carbonillo.

La reserva posee un sendero de interpretación de 1000 metros, apto para toda persona que no tenga capacidades físicas reducidas, posible de recorrer en 1 hora. Además existe un sendero para personas con capacidades reducidas de 140 metros, éste se puede recorrer en silla de ruedas o con aparatos ortopédicos y cuenta con placas para lectura en Braille.

las_chinchillas
14381291571933202271
1445024300143626602
principal._7
reserva_nacional_las_chinchillas
4177786284_328fac73e0

 


Acerca de nosotros

Que Hacér en Chile forma parte de Portales Regionales, una red publicitaria de medios de comunicación digital, abarcando Minería, Turismo en Chile, AgriculturaEmpresas Portuarias y además, diarios electrónicos en las regiones de Valparaiso, O’Higgins y Maule.

Si te interesan post promocionados, link seo, banners o publireportajes, escríbenos.


ventas@portalesregionales.cl